miércoles, 18 de abril de 2012

Su Majestad el Chocho


Ya le dieron el alta al Rey. ¡Ya podemos volver a ser monárquicos! Si es que en realidad es buena persona. El hombre, tirando de improvisación —¿acaso alguien duda de su sinceridad?— se ha disculpado ante los medios de comunicación ayudado por dos muletas, como un ciudadano cualquiera. Ha dicho que está deseando recuperar la actividad, tanto, que a buen seguro tomará cartas en la crisis de Repsol. Con su talante y su buena mano para las relaciones internacionales, en un par de días disfrutaremos de barriles de crudo a precio de coste, ocho mil millones de euros a repartir entre los pobres y bolsas de supermercado gratis.

El hombre no sabía lo que hacía, pensaba que eso de irse a cazar elefantes a una reserva africana era como cazar perdices. La culpa la tienen sus asesores. Él sólo es un mandado que va adonde le ordenan. Con setenta y cuatro años que tiene, le recomendaron hacer deporte y tomar el sol, y qué mejor destino que la República de Botsuana, porque en Madrid no hay playa.

Me ha dado lástima su rostro septuagenario mientras pronunciaba esas palabras cual si fuera un niño de seis años. Lo siente mucho —¿ha transmitido sus condolencias a las familias de los elefantes que lleva en su cuenta?— y no lo volverá a hacer. Como quien juguetea con un hámster, igualito. Pero bueno, vale, te creemos, no te someteremos a referéndum, aunque espero que el de dos mil once haya sido tu último mensaje navideño. Y las medicinas te las pagas tú, pichón.

13 comentarios:

  1. Respuestas
    1. ¡Gracias por tu breve, aunque agradable, opinión!

      Eliminar
  2. Siempre te leo y, aunque la mayoría de las veces no dejo huella en forma de comentario, me gusta lo que escribes. No obstante, esta vez me veo obligada a dejar constancia de mi lectura, y es que, oye, tanto las perdices como los hamsters también tienen derecho a vivir sin que ningún hombre, aunque éste sea un rey chocho, les agreda o mate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo te ha faltado añadir "acabas de perder una perdiz lectora", en plan El Mundo Today XD
      No te preocupes, que yo de lo único que hago apología es del exterminio de las palomas.

      Eliminar
  3. Yo también te voy leyendo, pero hoy tengo que decirte que me ha hecho mucha gracia tu entrada. Al menos, nos queda el humor...
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humor, ironía, sarcasmo... Poco a poco el humor va degenerando en algo más dañino, pero sí, siempre nos quedará el humor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Como argentino no me gusta mucho opinar de un país que no habito, pero tengo familia en él.

    Me hizo sonreír mucho el texto; más allá de que toda monarquía (y desde mi ideología personal, todo tipo de poder) es un insulto a la belleza, lo que ha hecho este hombre es de una cobardía inaudita. Por diversión ir a fusilar a un animal que ni siquiera tendrá posibilidad de defenderse. Es toda una definición del alma, una miseria.

    Ojalá pronto ya no tengan monarquía.
    No porque las repúblicas no tengan su buena mierda también. Pero al menos es un paso más adelante, creo, adelante o hacia cualquier otro lado, pero un paso hacia otra cosa.

    Me voy soñando. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No puedo más que suscribir lo que comentas. Es un insulto a la belleza y a la razón. Se dice que jugó un papel importante en la transición democrática de este país, pero no se puede vivir de la renta. Sin ir más lejos, Zapatero legalizó los matrimonios homosexuales y mira dónde está ahora... Bueno, sí, es posible que esté viviendo de la renta, por aquello de los sueldos vitalicios que se conceden a los expresidentes. Conclusión: mierda de sistema.

      Saludos.

      Eliminar
  5. Esta historia se parece cada vez más a uno de esos folletines superventas de Kent Follet. Magníficos asesores: no se habla de otra cosa más que del Rey. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Moncloa cuenta con un gran aliado en el Rey, éste se sacrifica para desviar la atención del pueblo y que nadie proteste por esos pequeños hilillos de copago, bajada de pensiones y masificación en las aulas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Me gusta el tono en el que está escrito y el final, redondo, ja,ja,ja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esperanza. Desde luego, el final sería más redondo aún si se hiciera realidad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Divertido pero punzante. Me ha encantado.

    ResponderEliminar

Si has de decir algo, dilo ahora... o cuando puedas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...